Tríadas areopagitas

Tríadas areopagitas

"la belleza nos salvará" "la belleza es el esplendor del ser"
Belleza Verdad Bondad
Verbo Serse (Uno/Trinidad) Caritas

Le contemplen Le imiten se Le unan

inteligencia-bienmemoriabien-voluntad
forma sustancialmateriafuerza sustancial
almacuerpoespíritu
almamentefuerzas
forma sustancialsimetríafuerza sustancial
EncajeBellezaResonancia
esplendor-bellezaritmobelleza-bondad
luzbellezasonido
colorcuerpotono
policromíahermosurapolifonía
energía luminosamateriaenergía impetuosa
energía luminosaenergía potencialenergía impetuosa
Verdad Belleza Bondad
Pensar Existir Vivir

 Espacio   extensión   simetría  belleza, esplendor del ser  ritmo  duración   Tiempo 
c o s m o s<====== Templo ======L i t u r g i a====== Culto ======>h i s t o r i a

exclusión
cuerpo
 gravitación 


El Dios desconocido del areópago es el Amado del Beato Ramón Llull
Manuel María Domenech Izquierdo

"Sin embargo este Bien no está totalmente incomunicado con todos los seres, sino que por sí mismo manifiesta generosamente a todos aquel firme Rayo supraesencial que le es propio y constante con iluminaciones convenientemente apropiadas a cada uno de los seres, y de esta manera atrae hacia sí a las almas santas para que, en la medida posible, le contemplen, se unan a El y le imiten" (Dionisio Areopagita, Los nombres de Dios, C1 n2).

1Ts.5: 23 “Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser: espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo".

"A la vez que no me canso de recordar la urgencia de una nueva evangelización, me dirijo a los filósofos para que profundicen en las dimensiones de la verdad, del bien y de la belleza, a las que conduce la palabra de Dios" (SS Juan Pablo II, Fides et Ratio, n 103).

"Marcos 12:30, “Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas".

"El dialogo del verbo humano con la verdad, la bondad y la belleza de las cosas, cuando no se interrumpe la luz de la inteligibilidad hasta su fuente de donde procede, se entabla, en suprema instancia, con la Verdad, la Bondad y la Belleza misma, identificadas con el Verbo y el Amor personales de Dios". (Del libro "La Palabra" de Msr. Octavio Derisi, de un capítulo sobre el diálogo entre la palabra humana y el Verbo Divino).

"Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón" (Hebreos 4,12).

E. F. Schumacher - Wikipedia, autor de Small is beautiful, termina su obra diciendo que "la justicia se refiere a la verdad, la fortaleza a la bondad y la templanza a la belleza, mientras que la prudencia, en cierto sentido, comprende las tres".


Según el texto de la nota que hay en la página 66 del libro "Filosofía de la Eucaristía" (VAZQUEZ DE MELLA, Juan. "Filosofía de la Eucaristía". Ed. Subirana, Barcelona 1952): "Kant recogió los vocablos forma y materia, pero varió completamente el concepto y la aplicación; y por eso conviene advertir, para los no iniciados en el lenguaje escolástico, que la forma no se toma por categoría subjetiva, ni por un accidente, como la figura, sino más bién como fuerza, traducción que le ha dado un distinguido escritor, aunque la sinonimia no sea completa".

Es decir, hablamos de lo que se podría llamar forma-fuerza sustancial. Esta idea está también en la obra "Elementi di filosofia speculativa" de Giuseppe Antonio Ermenegildo Prisco, Cardenal Arzobispo de Nápoles.

De esta manera se entiende mejor lo que enseña Santo Tomás:

"Vemos en los cuerpos físicos que la inclinación que tienen al ser no la tienen en virtud de algo añadido a su esencia, sino en virtud de la materia, que apetece el ser antes de tenerlo, y en virtud de la forma, que lo mantiene una vez que existen". (S.Th. 1 q59 a2 c)

Se entiende mejor que la forma retiene (con fuerza) a la materia en el acto de ser y que no sólo es la materia la que anhela ese ser.

Con la tríada forma sustancial * materia * fuerza sustancial, son inútiles las mónadas de Leibniz.

Con una forma-fuerza sustancial "viva" son más fáciles de entender las manifestaciones polícromas y polifónicas; sin "fuerza sustancial" no se explican los colores ni los tonos.

Teniendo in mente la efusividad del verbo mental, a nivel de lo sensible, podemos pensar si antes cantamos que oímos; aquí interesa considerar el "affatus" del Beato Ramon Llull.

La palabra "vibración" está aquí para no olvidar que además de los movimientos radiales y rectilineos, tenemos que considerar los tangenciales y curvilíneos. Lo cual está tratado en STCC Segundo Contraste: El Principio de Inercia.

El "tamaño del universo" se debe principalmente a la primera fase de la primera vibración.


Páginas(s) relacionada(s):

Camino(s) ascendente(s):