Existo. Y no lo pienso, lo toco

 

 


Pues eso:
Existo. Y no lo pienso, lo toco.
¿Y tú?

(La existencia no se piensa, se toca. Y además desde dentro.
Los que sólo piensan, salen fuera, y se olvidan hasta de sí mismos).

Pensamiento...
Sobre el existencialismo y el idealismo
Pienso, antes existo
Realidad y pensamiento
La religión no se elige
El origen de las ideologías del mal
La Verdad
Volver a artículos
Contacto Divino