EL APOCALIPSIS VERSUS GÉNESIS

Jesús Catalán Perona

Podemos ver el Apocalipsis como un nuevo Génesis: "Mira que hago nuevas todas las cosas". El Génesis del comienzo de la Biblia empieza con la creación del hombre en estado de gracia y nos relata el pecado original y la consiguiente pérdida de ese estado de gracia "y se dieron cuenta de que estaban desnudos". A continuación se relata la lucha de Dios por devolver al hombre al estado de amistad, como el que tenía en el paraíso donde "Dios bajaba a pasear con ellos a la hora de la brisa".

El Apocalipsis acaba con el relato del definitivo triunfo de Dios a través de su Hijo que nos devuelve al estado de gracia, "vestidos con vestiduras blancas". Nos hace una descripción de ese nuevo paraíso que es la Jerusalén celeste, y si seguimos leyendo hacia el comienzo del libro podemos ver como va sugiriendo acontecimientos que ya sucedieron en la historia y que se relatan tanto en el Génesis como en el Éxodo. También aparece la invitación a recuperar la amistad e intimidad con Dios en el Apocalipsis, "mira que estoy a la puerta llamando, si alguien me abre entraré y cenaremos juntos", con la curiosidad de que en Gen. III, 19 Dios castiga al hombre con la expulsión del Paraíso, y en Ap. III, 20 Dios invita al hombre a que le abra para cenar con Él.

Otra curiosidad es que el Génesis acaba con la petición a José, figura de Cristo, de que perdone los pecados de sus hermanos, "ahora tú perdona el crimen de los siervos del Dios de tu padre", y con el deseo de que Dios venga para salvarles y llevarles al país que juró a Abraham. Y así termina ( o empieza) también el Apocalipsis, pidiendo "ven Señor Jesús", vestidos, en contraposición a la desnudez, lavados en la sangre del Cordero. Viendo a Dios cara a cara, como Adán y Eva en el paraíso, cumpliendo la voluntad de Dios, pues llevarán su nombre en la frente, su ley ante los ojos, y Dios morará con ellos.

Así pues considero que leyendo el Apocalipsis de atrás para adelante, simétricamente al Génesis e incluso al Éxodo, hasta el momento de la Antigua Alianza, podemos entenderlo mejor.

Esto no significa que el Apocalipsis repita lo que ya dijo en el Génesis o en el Éxodo, sino que de alguna manera aquello que sucedió como consecuencia del pecado, volverá a suceder, en otras circunstancias y con otros nombres, pero de forma simétrica, para que podamos volver a alcanzar ese estado de amistad con Dios.

Génesis Apocalipsis
  
PARAISO Vestidos
Verán a Dios
Llevarán su nombre en la frente, cumplirán su voluntad
En la nueva Jerusalén se manifiesta la gloria de Dios a través de la lámpara que es el Cordero
  
EXPULSIÓN (juicio de Adán y Eva) Juicio final
  
DERROTA FUTURA DE SATANÁS Fin de Satanás
  
NOÉ Victoria de los que no adoran a la bestia y castigo de sus seguidores. Las aves comen sus
carnes.(
también en el diluvio las aves, como el cuervo, se apoyaban en los cadáveres y comían sus carnes)
Alegría de los santos que adoran a Dios
Caída de Babilonia.
  
BABEL Babilonia como una prostituta engalanada majestuosamente.
Se sienta sobre siete montañas ( no numeral, sino indicando grandiosidad)
Harán la guerra al Cordero y el Cordero vencerá
Los 10 cuernos y la bestia acabarán con la prostituta. (luchan entre ellos como en Babel)
  
SODOMA Y GOMORRA Las siete plagas caen sobre la tierra
Las llevan los siete ángeles, pero son los seres vivientes, (como en Sodoma y Gomorra) los que dan a los ángeles las copas de la ira de Dios.
Cantan el cántico de Moisés y del cordero.
Cordero de pie sobre el monte Sión, acompañado de 144.000 (muchedumbre, como las estrellas del cielo o las arenas del mar)
  
ABRAHAM Llevan el nombre del Cordero y el nombre de su Padre
("por Isaac llevará tu nombre una descendencia" Gen. XXI,12)
El primer ángel decía adorad a Dios que ha hecho todo
El segundo decía que Babilonia ha caído
El tercero que la ira de Dios caerá sobre los idólatras.
Se castiga a los culpables.
Una bestia surge del mar con 10 cuernos y 7 cabezas
El dragón da el poder a la bestia La bestia tiene el poder para blasfemar y vencer a los santos
  
ESCLAVITUD EN EGIPTO Otra bestia sale de la tierra con dos cuernos
Seduce a los habitantes de la tierra y hacen una estatua a la bestia
Marcan a los hombres para que puedan comprar o vender 666
  
JOSÉ Una Mujer vestida de sol con la luna a sus pies, coronada de 12 estrellas. (Sueño de José)
(María Madre de todos por ser Madre de Jesús)
El dragón quiere devorar al Hijo
  
MOISÉS El hijo está destinado a regir
Miguel y sus ángeles vencen a la serpiente y la arrojan a la tierra. La serpiente persigue a la mujer, le manda un río de agua. La tierra ayuda a la mujer y se traga el agua.
La serpiente persigue a la descendencia de la mujer.
Siete trompetas que anuncian las plagas.
Las aguas se convierten en ajenjo, se asolan las plantas y los árboles, se oscureció el sol…
Comen un libro que es dulce en la boca pero amargo en las entrañas
  
LAS PLAGAS DE EGIPTO Dos testigos como dos olivos y dos candelabros con poder
para herir a la tierra con toda clase de plagas.
La séptima trompeta anuncia que los 24 ancianos adoran a Dios. Se abre el templo de Dios. ( Finalidad de la salida de Egipto, el ir a adorar a Dios)
Elegidos delante del trono y del Cordero. Vestidos con vestiduras blancas
Han lavado sus vestiduras. No habrá más hambre, ni sed,
  
SINAÍ ni sol ardiente.
144.000 sellados de las tribus de Israel
Los mártires claman venganza
La tierra tiembla y todos quieren morir. Se esconden de la vista del que está sentado en el Trono y del Cordero.
Cuatro jinetes. (Cuatro grandes tentaciones)
  
LEYES El primero con arco, en un caballo blanco. Salió para vencer. (Soberbia)
(Cfr. Ex. XXI, 1 y ss) El segundo en un caballo rojo, quita la paz, hace que los hombre se maten unos a otros (envidia, odio)
El tercero en un caballo negro, tiene una balanza y pesa (avaricia)
El cuarto caballo pajizo, es la muerte. (idolatría, falsas religiones) Causa de que la ¼ parte de la tierra muera de hambre, peste, espada y fieras.
  
RATIFICACIÓN DE LA ALIANZA El libro de los siete sellos (la nueva alianza)
Sólo el cordero es digno de abrirlo
Con su sangre ha rescatado a los hombres
Todas las criaturas le adoran
(Ex. XXIV, 4) Los ancianos se postran en adoración.
Trono en el cielo y alguien sentado en él
Alrededor del trono hay 24 tronos (antes 12 estelas)
  
PROTOCOLO Siete lámparas de fuego ardían delante del trono
Delante del trono hay un mar transparente
4 seres vivientes: león (rey), toro (víctima), hombre (sacerdote) y águila (Dios). Es el mismo Cristo, Dios, hombre sacerdote, víctima y Rey. (Cfr. Ez. I)

Escribe ahora a las Iglesias de Asia, todo sucede allí. Escribe a los judíos (¿de la diáspora?) y les dice que Él es vencedor y juez en todas las situaciones de la historia de Israel:

ADÁN Tú dices: No me falta nada. Tengo todo
Pero eres pobre, ciego y desnudo.
  
NOÉ Pero estoy a la puerta llamando. (Laodicea)
Has guardado mi palabra, has perseverado.
Guarda lo que tienes (Filadelfia)
  
BABEL Conozco tus obras, pasas por vivo pero estás muerto
Acuérdate de cómo recibiste la palabra y guárdala.
Vendré como ladrón en la noche. (Sardes)
Conozco tu fe y tus obras
  
SODOMA Pero te has dejado llevar por la lujuria y la idolatría (Tiatira)
Tú permaneces fiel pero tienes adeptos que hacen caer
  
JACOB-ISRAEL a los israelitas en la fornicación y en la idolatría (Pérgamo)
Conozco tu sufrimiento y tu pobreza. No te acobardes
  
JOSÉ EN EGIPTO No te acobardes. Prueba de diez días.
Os encarcelarán. Sé fiel hasta la muerte (Esmirna)
Conozco tus fatigas y constancia.
Has encontrado mentirosos a los apóstoles que no lo son
  
MOISÉS Has perdido el amor al principio. Odias a los Nicolaítas.
El vencedor comerá del árbol de la vida que está en el Paraíso (Tierra prometida) (Éfeso)

Fui soy y seré. Siempre igual porque ha vencido, vence y vencerá. Los siete ángeles custodian a las siete iglesias que son velas en el candelero, encendidas, para que no se apaguen.

Venció y tuvo cuidado en los momentos difíciles, a veces con nuestra ayuda y perseverancia y a veces con nuestra falta de fe.

Venció en Adán y se quedó a la puerta llamando; venció en Noé (cierra y nadie puede abrir, abre y nadie puede cerrar); venció en Babel (confundiéndoles, como ladrón en la noche); venció en Israel (a pesar de que entre ellos había gente que había perdido el monoteísmo); venció en José (que permaneció fiel en la persecución); venció en Moisés (aunque había perdido el amor al principio).

Así los ángeles que custodian las lámparas nunca vieron como se apagaban, pues Dios fue, es y será siempre igual. El Apocalipsis anuncia la victoria de Dios, pues nada, ni la maldad, ni la violencia, ni la lujuria, ni la idolatría podrán vencer al Señor. Non prevalebunt.


Camino(s) ascendente(s):