Vacío, Silencio, Ocio

Vacío, Silencio, Ocio

Al ver el artículo "Del horror al ocio en el Ars luliano y el problema del vacío en la discusión Leibniz-Clarke" de José G. Higuera Rubió vi que vacío y ocio caían en las columnas 1a y 3a de la tabla de tríadas y, cuando caí en la cuenta de que el "silencio" era la palabra correspondiente a la 2a columna decidí entrar la tríada vacío silencio ocio.

Después me dí cuenta de que tendría interés para las investigaciones lulianas constatar que de la misma manera que "todo está lleno" y "todo actúa" se puede decir que "todo habla" y esto es lulista porque el Beato Ramón Llull describe un sexto sentido, el "afat" o "affatus" que no está muy bien estudiado y que tiene relación con muchos enigmas de la física.

Para San Juan de la Cruz hasta "La soledad suena, con música callada" y San Isidoro de Sevilla dice que "Nada existe sin música. El mundo fue compuesto según una armonía de sonidos, y hasta los cielos giran con modulaciones armónicas". ("Etimologías" III,17).

Pero además el "afat" desciende del espíritu y el cielo hasta el reino mineral. En epifania, música y deriva explico:

Esta epifanía o manifestación corporal, ya entendida por San Agustín, es la realidad ontológica que Paul Davies entrevé desde un punto de vista científico(*) . Paul Davies, en su libro "La Superfuerza", nos cuenta: "Recuerdo que cuando era niño me dijeron que la Luna hacía que los océanos subieran y bajaran en las mareas diarias. Siempre me pareció misterioso que el agua de los océanos "supiera" dónde está la Luna y siguiera sus movimientos a través del cielo. Cuando, siendo estudiante, conocí la gravedad, la sensación de desconcierto se hizo aún más profunda. ¿Cómo podía la Luna cruzar cuatrocientos millones de kilómetros de espacio vacío y tirar de los océanos?. La respuesta usual -que la Luna produce un campo gravitatorio en sus inmediaciones, campo que alcanza a los océanos y los induce a moverse- tenía un cierto sentido, pero aún no me sentía satisfecho. El campo gravitatorio de la Luna es invisible. ¿No sería tan sólo una forma de hablar?. ¿Explicaba realmente algo?. Tenía la impresión de que de alguna forma la Luna debía decir a los océanos que estaba allí. Debía cruzarse entre ellos alguna especie de mensaje a fin de que el agua supiera cómo moverse".

Y Paul Davies continúa: "De hecho, la idea de que una fuerza se comunica a través del espacio en forma de señal, no se halla muy lejos del enfoque moderno del tema".

San Agustín dice que hasta las piedras se dan a conocer: "Los pesos son los amores de los cuerpos y los cuerpos se dan a conocer, ya que no pueden conocer" (SAN AGUSTIN. "La Ciudad de Dios". L XI c 27 2. BAC n 171).

Es que lo verdaderamente verdadero no es medieval ni románico. Es eterno.

Esto lo estoy trabajando en Ontología de la acción.

No hay "copy rights". Aquí está la idea de añadir el silencio al vacío y el ocio, para que sea útil a quienquiera.


Camino(s) ascendente(s):