Consideralizaciones relacionadas con la "Spe Salvi"

Consideralizaciones relacionadas con la "Spe Salvi"

- Si no fundimos cualquier propuesta de vida con la SPE SALVI, nos descorazonaremos -
 
CARTA ENCÍCLICA SPE SALVI DEL SUMO PONTÍFICE BENEDICTO XVI

 

"Es necesaria una autocrítica de la edad moderna en diálogo con el cristianismo y con su concepción de la esperanza. En este diálogo, los cristianos, en el contexto de sus conocimientos y experiencias, tienen también que aprender de nuevo en qué consiste realmente su esperanza, qué tienen que ofrecer al mundo y qué es, por el contrario, lo que no pueden ofrecerle. Es necesario que en la autocrítica de la edad moderna confluya también una autocrítica del cristianismo moderno, que debe aprender siempre a comprenderse a sí mismo a partir de sus propias raíces".
(Spe Salvi no 22)

"La fe en Cristo nunca ha mirado sólo hacia atrás ni sólo hacia arriba, sino siempre adelante, hacia la hora de la justicia que el Señor había preanunciado repetidamente...

... al Señor que vuelve como rey -imagen de la esperanza-"
(Spe Salvi no 41)

 

Como la encíclica va también dirigida a los laicos y yo he estado trabajando temas que pretenden esto que la encíclica pide, he puesto aquí juntas todas estas consideralizaciones. Qué quiero decir con "consideralizaciones" se puede ver en la página: El Supremo Sistema.

Además, como cireneo bajo la pesada cruz del Santo Padre, como sugiere Antonio Caponnetto en su soneto: Jesús cae por cuarta vez.


En el número 2 dice que fe y esperanza son intercambiables. Con esto se relaciona el tema de la primera página que puse en mi sitio en enero de 1999: Ut unum sint.


También en el número 2 se dice que la fe es "informativa" y además "performativa". Ver "el ser es efusivo y la palabra eficiente. La teoría y la práctica se abrazan" en mi página: Pensamiento, lenguaje y también espíritu".


En el número 5 cita a San Gregorio Nacianceno: "Desde que los magos vieron la estrella se acabó la astrología". Con esto se relacionan muchas de mis páginas:


También en el número 5 se dice que "el cielo no está vacío". Hace años escribí la página: Inteligencias en otros mundos.


En el número 9 se habla de la paciencia probada "hypomone". Es una de las palabras que aparece 7 veces en el Apocalipsis: El simbolismo escondido en la estructura poética y numérica del Apocalipsis de San Juan


También en el número 9 se habla de realidades futuras en el presente. Véanse:


En el número 11 dice "tampoco la tierra ha sido creada con esta perspectiva (seguir existiendo ilimitadamente). Véase la página: La duración del universo y la Entropía


En el número 16 habla de la interpretación de la naturaleza mediante leyes físicas. Pueden verse las páginas alrededor de: El proceder científico


También en los números 16 y 17 se habla del restablecimiento del paraíso. Véase las páginas: Del alcance del paraíso, La finalidad de este mundo y también: Imitación de Cristo para ser como Dios


En "Reflexión sobre la Ingeniería Industrial" se ha añadido una advertencia según el número 24 de la Spe Salvi.


En "Hay dos clases de Quijotes" se dice;

Los de ciencias son los que dice la Spe Salvi, 16 que esperan recuperar el paraíso en la tierra a base del progreso tecnológico, y los de letras, según la misma Spe Salvi, 18-21, lo pretenden por medio de la política.

Dice también la Spe Salvi, 42 y 34 que eso es imposible (42) y que si luchamos es por impedir el "final perverso" de la historia (34).


En el número 29 se pone como modelo a San Agustín. Pues bien, esta es mi página de San Agustin, uno de los pies del trípode de mi sitio.


En el número 30 dice:"Así, la esperanza bíblica del reino de Dios ha sido reemplazada por la esperanza del reino del hombre". Véase: Diccionario para Maniqueismo trinitario y páginas relacionadas.


En el número 34 dice:"Y es esperanza activa, con la cual luchamos para que las cosas no acaben en un «final perverso»".

¿Hay todavía quien piense que los hombres podemos recuperar el paraíso si, como vemos, ni siquiera somos capaces de evitar que este mundo sea un infierno?

Véase también: Apuntes para una sinopsis de la dialéctica de las herejías.

En el número 39 se cita aquello de San Bernardo: "Dios que no puede padecer, puede compadecer". Véase la página de la Divina Misericordia.


En el número 40 habla del ofrecimiento de obras del Apostolado de la Oración. Con relación a esto escribí en 1990 una de mis cartas a mis ahijados: El Apostolado de la Oración


En los números 35 a 40 se expone como lugar de aprendizaje y ejercicio de la esperanza el actuar y sufrir. Como "sistema" es un conjunto de elementos relacionados y la relación proviene de la acción y la pasión, estos números entran con pleno derecho en mi página: El Supremo Sistema.


En los números 41 a 48 se expone como lugar de aprendizaje y ejercicio de la esperanza el juicio. Véase la página "Sobre el ven Señor Jesús".


En el número 41 se hace esta distinción: entramos en la iglesia mirando al este, contemplando la segunda venida de Cristo, y salimos a nuestro quehacer diario hacia el oeste, frente al juicio final. Esta distinción es la que me gozo en explicar con el P. Leonardo Castellani en mi página: Guía para la interpretación de los símbolos del Apocalipsis.


En el número 43 se habla del retorno de Cristo. Véase: Guía para la interpretación de los símbolos del Apocalipsis


También en el número 43 se dice: "Dios mismo se ha dado una "imagen": en el Cristo que se ha hecho hombre". Véase mi página dedicada a los iconos: El icono, esplendor de lo sagrado.


En el número 46 dice: "En gran parte de los hombres -eso podemos suponer- queda en lo más profundo de su ser una última apertura interior a la verdad, al amor, a Dios. Pero en las opciones concretadas a la vida, esta apertura se ha empañado con nuevos compromisos con el mal; hay mucha suciedad que recubre la pureza, de la que, sin embargo, queda la sed y que, a pesar de todo, rebrota una vez más desde el fondo de la inmundicia y está presente en el alma".
Véase: "La trágica corrosión del hombre moderno desvelada desde el medio de la edad media"


En el número 49 se explica el "sí" de María. Véase: El "Amén" de María.


Los dos últimos números (49 y 50) que llevan por subtítulo "María, estrella de la esperanza" se pueden consideralizar con La esperanza en el triunfo del Corazón Inmaculado de María.

Manuel Ma Domenech Izquierdo.

Página(s) relacionada(s):


Camino(s) ascendente(s):