San Ignacio, Navidad y Eucaristía

San Ignacio, Navidad y Eucaristía

San Ignacio de Loyola siempre unió la Eucaristía a la Navidad y el pesebre en su piedad. Quería decir su primera misa en la gruta del pesebre de Belén y como no pudo ir a Jerusalén por segunda vez, la celebró en el altar del pesebre de Santa María la Mayor, en Roma. Y cuenta en su diario espiritual, que en cierta ocasión al momento de elevar las especies en la misa, sentía muy claramente que el cuerpo de Jesús, era carne recibida de María santísima.

"Al preparar el altar, y después de vestido, y en la misa, con muy grandes mociones interiores, y muchas y muy intensas lágrimas y sollozos; perdiendo muchas veces el habla, y así después de acabada la misa, en mucha parte de este tiempo de la misa, del preparar, y después, con mucho sentir y ver a nuestra Señora mucho propicia delante del Padre, a tanto, que en las oraciones al Padre, al Hijo, y al consagrar suyo, no podía que a ella no sentiese o viese, como quien es parte o puerta de tanta gracia, que en espíritu sentía. Al consagrar mostrando ser su carne en la de su Hijo, con tantas inteligencias, que escribir no se podría. Sin dubitar de la primera oblación hecha
(San Ignacio Loyola Diario Espiritual No 13, anotación del 14 febrero 1544)

Horacio Bojorge S.J.


Camino(s) ascendente(s):