El Sermón de la Montaña

El Sermón de la Montaña

"Es necesario construir la sociedad a la luz de las Bienaventuranzas, caminar hacia el Reino en la compañía de los últimos".
(Twit de SS. El Papa Francisco 4-6-2015)

"Si estalla la tercera guerra mundial (y la última), la cuestión debatida será rotundamente si se debe hacer el paraíso en la tierra sin contar con la otra vida o si se debe contar con la otra vida para hacer el paraíso en la tierra.
Son dos herejías que luchan entre sí: porque la verdad cristiana es que no se puede hacer de ningún modo el paraíso aquí sino solamente en la otra vida -con un pálido reflejo aquí: el reflejo del Sermón de la Montaña".
LEONARDO CASTELLANI Th. D. "Psicología Humana", Ed. Jauja ISBN 987-95078-27 p.33
"Para que la sociedad humana constituya un reflejo lo más perfecto posible del reino de Dios, es de todo punto necesario el auxilio sobrenatural del cielo".
"Pacem in terris", JUAN XXIII, n.168

  Esta escena evangélica se representó, gracias a Dios, en agosto del 2009 en el campamento Los Arces, ensayando el estilo de predicación oral según se explica en: Breve introducción a los evangelios, del P. Leonardo Castellani (El libro "El Evangelio de Jesucristo" del P. Leonardo Castellani, prologado por Juan Manuel de Prada, ha sido editado por Ediciones Cristiandad. ISBN: 9788470575693).

Se puede representar con mucha flexibilidad: desde un solo acampado vestido de Jesucristo hasta incluir caballos cabalgados por soldados romanos, pasando por más o menos apóstoles según el público asistente. Se puede incluir un grupo de fariseos y saduceos y un grupo de niños molestando que Jesucristo llama a su vera sin interrumpir el sermón.

Los repetidores abarcarán, cada uno, un semicírculo de unas 50 personas. En la periferia de cada semicírculo se situarán 2 o 3 trductores para sendos semicírculos, y así sucesivamente hasta cubrir todos los asistentes.

Se descubrió a partir del primer ensayo que no se puede practicar la predicación oral con fluidez y sin pérdida de bloques, si no se establece este sencillo "protocolo de comunicación":

  1. Los repetidores se vuelven a mirar a su precedente para esperar información cuando han dicho todo lo que tenían por decir.
  2. Sólo dicen lo que tienen por decir cuando todos sus siguientes les miran esperando información.

Fue un gran impacto en las familias el oír el Sermón de la Montaña de esta manera.

Sólo se recitarán los textos en negrita, punto por punto sucesivamente.
Los números de los versículos se sitúan al final de cada uno para clarificar el margen izquierdo del texto.

Introducción

De todo cuanto se ha escrito, lo más excelso son las Sagradas Escrituras. De ellas, lo principal es el Nuevo Testamento. Del Nuevo Testamento, lo más nuclear es el Sermón de la Montaña. La perla del Sermón de la Montaña son las Bienaventuranzas.

San Mateo, en el capítulo 5o de su Evangelio nos escribe 8, San Lucas 4 y San Marcos ninguna. El problema de los sinópticos es explicarnos cómo es posible que sean tan diferentes si los evangelistas copiaron sus evangelios y, a la vez, tan coincidentes si no los copiaron. Es así porque son la trascripción de series de estrofas de predicación oral, repetida en el espacio y en el tiempo y aprendida por ellos de memoria, expresadas en matrices de pensamiento oriental, sin micrófonos, sin altavoces, sin más grabaciones que las de la memoria de los oyentes.

Una de las muchas cosas que debemos a Juan Pablo II el Grande, es la inclusión explícita de los misterios luminosos en el Santo Rosario, de los cuales, el central, es la Predicación del Reino y la invitación a la conversión, lo cual se desarrolló en el Sermón de la Montaña.

Dice el P. Leonardo Castellani que "Si estalla la tercera guerra mundial (y la última), la cuestión debatida será rotundamente si se debe hacer el paraíso en la tierra sin contar con la otra vida o si se debe contar con la otra vida para hacer el paraíso en la tierra. Son dos herejías que luchan entre sí: porque la verdad cristiana es que no se puede hacer de ningún modo el paraíso aquí sino solamente en la otra vida -con un pálido reflejo aquí: el reflejo del Sermón de la Montaña".

Por todo ello, vamos a ensayar una representación del Sermón de la Montaña lo más parecida que podamos a lo que este quicio de la historia fue.

Del Evangelio según San Mateo, capítulo 5

Los textos están tomados generalmente de la Biblia del Vaticano, adaptado al uso
europeo, cambiando, por ejemplo, el tratamiento de "ustedes" por el de "vosotros".
Al ver a la multitud, Jesús subió a la montaña, se sentó, y sus discípulos se acercaron a él. (1
Entonces tomó la palabra y comenzó a enseñarles, diciendo: (2

Capítulo 6

Capítulo 7

Los versículos 7,24-27 están tomados del libro "El Evangelio de Jesucristo" del P. Castellani
Cuando Jesús terminó de decir estas palabras, la multitud estaba asombrada de su enseñanza, (28
porque él les enseñaba como quien tiene autoridad y no como sus escribas. (29

Capítulo 8

Cuando Jesús bajó de la montaña, lo siguió una gran multitud. (1
Entonces un leproso fue a postrarse ante él y le dijo: «Señor, si quieres, puedes limpiarme». (2
Jesús extendió la mano y lo tocó, diciendo:
«Quiero, queda limpio».
Y al instante quedó limpio de su lepra. (3
Jesús le dijo: «No lo digas a nadie, pero ve a presentarte al sacerdote
y entrega la ofrenda que ordenó Moisés para que les sirva de testimonio». (4

Páginas relacionadas


Camino(s) ascendente(s):