Poder, Saber, Querer: reflejo de la Sma. Trinidad en el hombre

Poder, Saber, Querer: reflejo de la Sma. Trinidad en el hombre

Esta fila de la tabla de tríadas:

ni puc
ni puedo
ni en sé
ni sé
ni ho vull (Félix Alsina Colomer)
ni quiero (Carlos Arniches) (ver explicación)
tiene los tres verbos que reflejan la Santísima Trinidad en el hombre.

Los de la primera línea están en catalán. Los oí de labios del que fue profesor en el Colegio de San Ignacio de Barcelona, Don Félix Alsina Colomer, cuando me contaba cómo precipitó su jubilación, durante el progresismo de los años 60.

El Sr. Alsina fue un gran maestro. A mí me enseñó mucho de todas las materias, desde las matemáticas al latín. Fue un profesor, cuidadoso jardinero de mis vocaciones, que se anticipó a prepararme para el mundo interdisciplinar, de ciencias y/o letras, en el que he tenido que pelear con la filosofía de las bases de datos, las comunicaciones y la programación orientada a objetos.

Se fue del colegio diciéndole al entonces P. Rector, que él ni sabía, ni podía, ni quería (ni en sé, ni puc, ni ho vull!!!) colaborar en la nueva linea traidora a la tradición del colegio. Me impresionó el énfasis creciente con que repetía la frase, hasta decir muy fuertemente: "ni ho vull". Fue para mí un ejemplo más de lo que debe ser un cristiano.

Los de la segunda línea son de la obra teatral "Es mi hombre", de Carlos Arniches. En la escena V del primer acto, llega Társilo a casa del protagonista Antonio, de parte del casero, para cobrarle los alquileres atrasados. Cuando Társilo dice: "Y si encima de tramposo me se pone usté chulo...", Antonio responde: "¿Qué me está diciendo, señor Társilo? Yo no me pongo chulo, porque ni sé, ni puedo, ni quiero...".


Camino(s) ascendente(s):