Las parábolas evangélicas en San Buenaventura

Las parábolas evangélicas en San Buenaventura

En su opúsculo "Del Reino de Dios descrito en las parábolas del Evangelio", San Buenaventura divide las doce principales de este modo:

  • Las tres que se refieren al Creador

    • En cuanto crea

      El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo. Pero al tiempo de dormir los hombres, vino cierto enemigo suyo y sembró cizaña en medio del trigo. (Mt 13).

    • En cuanto gobierna

      El reino de los cielos se parece a un padre de de familia que al romper el día salió a alquilar jornaleros para su viña. (Mt 20).

    • En cuanto remunera

      El reino de los cielos viene a sersemejante a un rey que quiso tomar cuentas a sus criados. (Mt 18)

  • Las tres que se refieren al Redentor

    • En cuanto desciende al mundo

      En el reino de los cielos acontece lo que a cierto rey que celebró las bodas de su hijo. (Mt 22).

    • En cuanto vuelve a subir al cielo y está sentado a la diestra del Padre

      Un hombre de ilustre nacimiento marchose a una región remota para recibir el reino y volver. (Lc 19).

    • En cuanto volverá por segunda vez como juez

      Entonces el reino de los cielos será semejanmte a diez vírgenes. (Mt 25).

  • Las tres que se refieren al Don Gratuito

    • En cuanto a la gracia que previene a la voluntad

      Es semejante el reino de los cielos a una red barredera que, echada en el mar, allega a todo género de peces. (Mt 13).

    • En cuanto a la gracia que acompaña en la justificación

      El reino de Dios viene a ser a manera de un hombre que siembra su heredad. Y ya duerma o vele noche y día, el grano va brotando y creciendo sin que el hombre lo advierta. (Mt 4).

    • En cuanto a la gracia subsiguiente en la consumación

      El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer y la mezcló con tres celemines de harina hasta que la masa toda quedó fermentada. (Mt 13).

  • Las tres por razón del libre albedrío

    • Por razón de la sencillez de la intención

      Es semejante el reino de los cielos a un tesoro escondido en el campo, que si lo halla un hombre, lo encubre, y gozoso del hallazgo va y vende cuanto tiene y compra aquel campo. (Mt 13).

    • Por razón de la diligencia cuidadosa de la solicitud

      El reino de los cielos es semejante a un mercader que trata en perlas finas. (Mt 13).

    • Por razón de la prontitud en el obrar

      El reino de los cielos es semejante al grano de mostaza que tomó en su mano un hombre y lo sembró en su campo. El cual es a la vista menudísimo entre todas las semillas; más en creciendo viene a ser mayor que todas las legumbres. (Mt 13).




Camino(s) ascendente(s):