Origen de la dignidades

Mi entusiasmo juvenil me llevó al atrevimiento de manosear las figuras lulianas sin autoridad académica. El libro de Miguel Cruz Hernández "El pensamiento de Ramón Llull", me ha tranquilizado al ver que lo que quedó en mis páginas es otro caso como el del burro al que le sonó la flauta por casualidad.

Yo debo el conocimiento de este libro a mi querido consuegro Don Fernando Ruiz. Este libro está descatalogado y sólo cabe intentar encontrarlo en el mercado del libro viejo.

Para que no sea yo el único panegirista de este libro, pueden ver el artículo de mi amigo Don Alfredo Armando Aguirre, Un libro de Ramón Llull: "Ascenso y descenso del entendimiento humano", en el que además encontrarán las referencias que pueden ser útiles a la hora de encontrarlo.

Volvamos al tema de esta página. En primer lugar, cuando el autor escribe la lista de las dignidades o atributos divinos, la termina diciendo: "y algunas más", con lo que se ve que este asunto no está herméticamente cerrado a las flexibilidades.

Pero es más, cuando Miguel Cruz Hernández se pregunta por el origen de estas "dignidades" abandona las discusiones de los que lo buscan entre los neoplatónicos griegos, los sefirots hebraicos y las hadras islámicas y se decide por la solución de Millás Vallicrosa: las dignidades, atributos divinos, revolotean por los versos veterotestamentarios.

Además, al explicarlo manifiesta que estas dignidades se agrupan en tres tríadas.

Según Millás Vallicrosa en la enumeración de los sefirot hay "tres divisiones ternarias. En la primera: Gloria, sabiduría, verdad, se ofrece la actuación vista, podríamos decir, desde un ángulo intelectivo. Primariamente aparece la sefirá de Gloria, porque esta cualidad de gloria acompaña como inmanente en toda obra de Dios; luego siguen los sefirot de Sabiduría y Verdad. En la división segunda ternaria los sefirot actuantes se polarizan en una visión afectiva o moral: Bondad, Potestad, Virtud. Y en la última tríada los sefirot se revisten de una cualidad común, como sintética o resultante de la actuación de las dos tríadas anteriores, y nos manifiestan las tres coordenadas esenciales de la obra de Dios, en relación a las criaruras: la Duración o Eternidad, la Grandeza y la Fundamentación".

Esto puesto en forma de tabla según acostumbro en este sitio será:

Tríada principal

Tríada fundante Tríada intelectiva Tríada moral

Tríada fundante
Grandeza Fundamento Duración o Eternidad

Tríada intelectiva
Sabiduría Verdad Gloria

Tríada moral
Potestad Virtud Bondad


De otra manera podríamos decir: las Dignidades son como los Nombres Divinos de Dionisio Areopagita, y estos, según él mismo, se encuentran en las Sagradas Escrituras.

Manuel María Domenech Izquierdo

Camino(s) ascendente(s):