La Religión no se elige

La religión no se elige

"No me habéis elegido vosotros a Mí, sino Yo a vosotros" (Jn 15,16).

La religión no es una consecuencia de una iniciativa que brota del pensamiento. "No se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea",... ...sino "por la respuesta al don del amor, con el que Dios viene a nuestro encuentro". ("Deus caritas est", Benedicto XVI, 1)

Hacen mal los padres que dejan a sus hijos "que elijan" su religión cuando sean mayores. Si lo hacen inventarán su religión y no será verdadera. La mayor gloria de los padres, infinitamente más que la de la procreación, es participar en la elección de sus hijos.

No es verdad que en un ambiente de pluralismo hay que elegir una religión. No será la verdadera. La religión no es algo que "se piensan algunos".

La religión no "se piensa". Trinidad, Encarnación, Inmaculada Concepción y Eucaristía son "impensables". Y también la Divina Misericordia.

La religión se nos revela, por la realidad y los profetas. Los elegidos son los que no rechazan esa revelación: "Bienaventurado quien no se escandaliza de mí" (Lc 7, 23).

Ya lo sabes. No le falles a Dios.

Manuel Ma Domenech I.


"El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está al llegar; Convertíos y creed en el Evangelio" (Mc 1, 15)

Conversiones ejemplares


Páginas relacionadas


Camino(s) ascendente(s):