Enlaces al libro de los Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola

Enlaces al libro de los Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola

Tengo referencias a los ejercicios en varias de mis páginas. Cansado de perseguir a dónde los han puesto los jesuitas y hacer cambios en mis páginas, he decidido hacer todos los enlaces a esta página y así reducir el mantenimiento de mis páginas a una sola.

Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola
Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola
Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola
Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola
Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola


Inaziotar Bidea - Camí Ignasià - Camino Ignaciano
El Papa concede la indulgencia plenaria a los peregrinos del Año Jubilar Ignaciano

Esperanza Combativa: EJERCICIOS ESPIRITUALES de Monseñor Bergoglio a los obispos españoles, 2006


De una homilía del Dia de la Merced en el Hospital de San Pablo: "Al agradecer los beneficios recibidos, hemos de añadir "conocidos y no conocidos", porque la Virgen, como buena Madre, no va echando en cara todos los beneficios que nos hace, y hay muchos de los que ni nos enteramos".


Las circunstancias del don, también descienden de lo alto: justicia, misericordia, belleza...


Santa Teresita, comentando el "ama más aquel a quien mucho se le ha perdonado", explica que el que no ha pecado ha de agradecer a Dios que le haya quitado las piedras del camino para que no pecara... Por eso ante cualquier bien, Bautizo, primera Comunión, Extremaunción, final de carrera, encuentro de trabajo, ordenación sacerdotal, curación, objetivo de vacaciones, hemos de "consideralizar" la gran cantidad de circunstancias que han de haber ocurrido para alcanzar aquello y, también, la cantidad de cosas que no han de haber ocurrido para llegar a eso.


Santa Bernadette en su "Testamento Espiritual", nos enseña a agradecer también los sufrimientos.


La meditación de las bienes recibidos incluye toda la historia del pueblo de israel, y lo mesiánico, y las revelaciones y promesas.

Tiene relación con lo que dice San Agustín: "Mucho más increíble es lo que ha sido ya realizado: que Dios ha muerto por los hombres". (De los Sermones de san Agustín, obispo. Sermón Güelferbitano 3: PLS 2, 545-546). Realmente, lo que ya ha sucedido es maravilloso. Bastaría con ello.

Además, Dios que lo ha dado, completará lo que falta.


Camino(s) ascendente(s):