Las Bienaventuranzas de José

Las Bienaventuranzas de José

 

Don Laureano Castán Lacoma, en su magnífica obra "Las Bienaventuranzas de María", (BAC Minor no 22), aplica a la Santísima Virgen las bienaventuranzas bíblicas agrupadas en 40 capítulos.

En el grupo 21, titulado "La bienaventuranza de María en su matrimonio con San José", enumera 4 entre las cuales cita "Bienaventurado el varón que habita con una mujer sensata" (Eclo 25,11) y, cuando la comenta, dice que se puede aplicar a María por estar desposada con José.

Podemos hacer lo mismo al revés con las de los 40 grupos pero aplicacndo a San José lo que se dice de María, por ejemplo, cuando se comenta que María es bienaventurada por ser pobre, mansa, perseguida, etc. leer lo mismo aplicado a San José.
Manuel Ma Domenech I.


Ejemplo Ejemplar

Juan Pablo II el Grande nos decía en su Exhortación Apostólica Redemptoris Custos (Juan Pablo II, 15 de agosto de 1989) no 4:
"Si Isabel dijo de la Madre del Redentor: Feliz la que ha creído, en cierto sentido se puede aplicar esta bienaventuranza a José, porque él respondió afirmativamente a la Palabra de Dios, cuando le fue transmitida en aquel momento decisivo".

(Ésta es precisamente la que Don Laureano Castán Lacoma pone como primera bienaventuranza de la Virgen María).

NOTAS

"Perciò il Vangelo delle Beatitudini comincia con questo introduttore, chiamato Giuseppe".
SANTA MESSA NELLA FESTIVITÀ DI SAN GIUSEPPE, OMELIA DI PAOLO VI, Martedì, 19 marzo 1968

La soberanía social de Jesucristo es la conversión a la aceptación social de las bienaventuranzas, la cumbre de la predicación del Reino de Dios. En el prólogo de su obra "Las Bienaventuranzas de María", Don Laureano Castán Lacoma, dice: "Según el Vaticano II, el norte que debe orientar la acción de los hombres es que toda la vida humana, "así la individual como la social, quede saturada con el espíritu de las bienaventuranzas" (GS 72). ¿Y no podrá ser un medio eficaz para ello el considerar las bienaventuranzas de María, que no son más que las del Evangelio, vividas por ella con la más elevada perfección?".


"Yo dejaré en medio de ti un pueblo humilde y pobre
y en el nombre de Yahvé se cobijará el resto de Israel"
(Sofonías 3,12)

Invito a meditar la profecía de Sofonías en el contexto de nuestros tiempos, la segunda venida de Cristo, las tentaciones de milenarismos crasos y las tentaciones de evitar toda intrahistoricidad al poder de Cristo y su soberanía social.
Sofonías
Sofonías
Sofonías
Sofonías
Sofonías
Sofonías


Página(s) relacionada(s):


Camino(s) ascendente(s):