Para ser como Dios hay que imitar a Jesucristo.


Todo lo demás, ni es camino, ni es verdad, ni es vida.

Imitación de Cristo para ser como Dios

¿A qué se debe que, de las tres personas que creemos, confesamos y adoramos en la soberana Trinidad, venga el Hijo y no el Padre ni el Espíritu Santo?

... ...

Aquel lucero, hijo de la aurora, en un intento de usurpar la categoría del Altísimo, incurrió en latrocinio por el hecho de equipararse a Dios, propiedad exclusiva del Hijo.

... ...

Cierto, nuestros príncipes, Adán y Eva, son el germen de nuestra raza, desobedientes y socios de ladrones. Porque, mediante la persuasión de la serpiente, o del diablo a través de la serpiente, intentan robar lo que pertenece al Hijo de Dios.

... ...

Todos me tienen envidia. Pero voy a venir y manifestarme de tal modo que quien me envidie y trata de imitarme le sea provechosa esa porfía.

San Bernardo. Primer sermón sobre el Adviento


"Dejemos que la Virgen María nos guíe por el sendero que conduce a la santa montaña que es Cristo, donde se encuentran Dios y el hombre".
(tweetter del Papa 16/07/2017)
La Pasión de Cristo es, a la vez, Acción de amor al Padre y a los hombres.
¡No fue la muerte sino el amor el que nos ha salvado!

- Digues, foll, de què es fa la major comparació e semblança? 
Respòs: 
- D'amic e amat. 
Demanaren-li per qual raó. Respòs que per amor, qui estava enfre ambdós.
(Ramon Llull, Llibre d'Amic e Amat, 8 de juliol)

Louis de Broglie, en un apéndice de su libro "Continuidad y Discontinuidad en Física Moderna" (Espasa-Calpe Madrid 1957), explica la vida de André-Marie Ampère. Al final escribe este magnífico testimonio: "En su lecho de muerte, como un amigo le propusiera leer algunas páginas de la Imitación de Cristo, respondió: "Es inútil, la conozco integramente de memoria", dando así a la vez una última prueba de su prodigiosa memoria y de su profunda fe".


"Un último aspecto esencial de la doctrina teresiana, que quiero subrayar, es la perfección, como aspiración de toda la vida cristiana y meta final de la misma. La santa (Teresa de Jesús) tiene una idea muy clara de la «plenitud» de Cristo, que el cristiano revive. Al final del recorrido del Castillo interior, en la última «morada» Teresa describe esa plenitud, realizada en la inhabitación de la Trinidad, en la unión con Cristo a través del misterio de su humanidad".
(SS Benedicto XVI, audiencia 2 de febrero del 2011)


Páginas de San Bernardo

Le verdaderamente melífluo de San Bernardo es la realidad de lo que dice.
"Qué bueno es Dios en querer ser nuestro Padre" (Sermón 26,11 de los Cantares) Hay que imitar a Jesucristo para ser como dioses. San Bernardo. Primer sermón sobre el Adviento El mismo Espíritu que nos hace decir Abba es el que nos perdona desde el corazón del Padre, (Sermón Primero de Pentecostés)

Páginas relacionadas


Camino(s) ascendente(s):