Camino de Emaús

"Entonces Él les dijo: ¡Oh necios y tardos de corazón para creer en todo lo que anunciaron los profetas! ¿Acaso no era menester que el Mesías sufriera esto y así entrara en su gloria? Y comenzando por Moisés, y siguiendo por todos los Profetas, les daba la interpretación de todas las Escrituras que se referían a Él". (Lucas 24,25-27)

Los discípulos de Emaús. Serrasanta. Santa María de Castelldefels

"Y cuando estaba con ellos a la mesa, tomó el pan, lo bendijo, lo partió y se lo daba. Entonces se les abrieron los ojos y le conocieron. Pero Él se les hizo invisible. Dijéronse entonces el uno al otro: ¿No se nos abrasaba nuestro corazón mientras nos hablaba por el camino, cuando nos abría el sentido de las Escrituras? (Lucas 24, 30-32)

* * *
"Cada vez que la Iglesia celebra la EucaristÍa, los fieles pueden revivir de algún modo la experiencia de los dos discípulos de Emaús"
(Ecclesia de Eucharistia, n. 6)

Carta Apostólica "Mane nobiscum Domine"

Explicación de la pintura

Geografía

Esta pintura es la del altar mayor de la Iglesia de Santa María de Castelldefels, pueblo mediterráneo de la provincia de Barcelona. En el Ayuntamiento de Castelldefels puede adquirirse un librito que explica todas las pinturas de Serrasanta en esta iglesia.

Significado

Serrasanta pinta el instante que media entre que uno de los discípulos reconoce al Maestro al partir el pan y el otro todavía no lo ha reconocido. Tiempo muy corto considerando la velocidad de la luz, que junto a la expresión de los dos discípulos muestra esta diferencia. El tema, eucarístico, es muy apropiado para enmarcar el Sagrario del Altar Mayor.

Historia

Mosén José Codinach, a quien mucho debo pues me bautizó el 27 de noviembre de 1941 en la parroquia de San Pedro de las Puel·las de Barcelona, era el rector de la parroquia de Santa María de Castelldefels (Barcelona) a mediados del siglo pasado. Fue entonces cuando el pintor José Serra Santa pintó los frescos de la Iglesia, el último de los cuales fue esta pintura de los discípulos de Emaús.


Las Profecías y las Sagradas Escrituras

El P. Leonardo Castellani S.J., en su libro "El Apokalipsis de San Juan": (pag. 88) dice:

"La BIBLIA se diferencia de todos los libros del plano natural en que contiene una cosa propia de sólo Dios, que es la profecía, o conocimiento del futuro contingente; y por eso es eminentemente la palabra de Dios.

Esto no es asentir a una tesis protestante que dice ser la BIBLIA libro instpirado en cuanto contiene profecías, puesto que indudablemente también contiene La Ley al lado de Los Profetas, es decir, contiene la Moral y el Vaticinio. Pero estas dos cosas no son separables. La Ley sin profetas engendra zelotes; la Profecía sin Ley produciría exaltados".


Dos errores antitéticos acerca del cumplimiento de las profecías

  "Debemos continuar y completar en nosotros los estados y misterios de la vida de Cristo,
y suplicarle con frecuencia que los consume v complete en nosotros y en toda su Iglesia.
Porque los misterios de Jesús no han llegado todavía a su total perfección y plenitud.
Han llegado, ciertamente, a su perfección y plenitud en la persona de Jesús,
pero no en nosotros, que somos sus miembros, ni en su Iglesia, que es su cuerpo místico" (Ef 5,30).
(San Juan Eudes (1601-1680), El Reino de Jesús, 3, 4)

El P. Leonardo Castellani S.J., en su libro "El Apokalipsis de San Juan": (pag. 89) dice:

"Estos son los sistemas fundamentales de interpretación de las Escrituras, dos posiciones extremas racionalizante y judaizante:
  1. Las profecías se cumplieron en su mayor parte.
  2. Ninguna de las profecías se ha cumplido cabalmente,
Esto los creyentes. Existe la tercera metalidad de los incrédulos para los cuales ella es "un admirable compendio de la literatura de la Edad de Bronce", como dice A. Huxley, ignorando que en la Edad de Bronce no había "literatura", sino algo muy distinto, estilo oral.

Ejemplos de profecías cumplidas

Poema del Siervo de Jahve


« No hay en él parecer, no hay hermosura
para que le miremos ...
Despreciado y abandonado de los hombres,
varón de dolores y familiarizado con el sufrimiento,
y como uno ante el cual se oculta el rostro,
menospreciado sin que le tengamos en cuenta.
Pero fue él ciertamente quien soportó nuestros sufrimientos
y cargó con nuestros dolores,
mientras que nosotros le tuvimos por castigado,
herido por Dios y abatido.
Fue traspasado por nuestras iniquidades
y molido por nuestros pecados.
El castigo de nuestra paz fue sobre él,
y en sus llagas hemos sido curados.
Todos nosotros andábamos errantes como ovejas,
siguiendo cada uno su camino,
y Yahvé cargó sobre él
la iniquidad de todos nosotros ».(Isaías 53, 2-6)
* * *

La Iglesia en Oración

"Señor, tú creaste el cielo y la tierra, el mar y cuanto ellos contienen" (Ex 20,11, Sal 146,6, Is 37,16, Jer 23,17). Tú por boca de David siervo tuyo, que hablaba por el Espíritu Santo, dijiste:

¿Por qué se han embravecido las naciones,
y los pueblos maquinan planes vanos?.
Presentáronse los reyes de la tierra,
y se aliaron los príncipes contra el Señor
y contra su Mesías (Sal 2,1).

En verdad se coaligaron en esta ciudad, contra Jesús tu Santo Siervo a quien tú ungiste, Herodes y Poncio Pilato, junto con los gentiles y el pueblo de Israel, para hacer todo lo que tu mano y tu consejo predeterminaron que sucediera" (Hechos 4,24-28)


Profecía cumplida y por cumplir

"Entonces os entregarán para que os atormenten; y os matarán.
Y seréis blanco del odio de todas las gentes, por causa de mi nombre". (Mateo 24,9)

ver: Habrá más mártires


Ejemplos de profecías por cumplir

La Descensión del Señor

"Este Jesús que os ha sido arrebatado al cielo,
volverá de la misma manera que le habéis contemplado subir a los cielos" (Hechos 1,11)
 
* * *

La Parusía

"Arrepentíos y convertíos, para que se borren vuestros pecados, de modo que vengan los tiempos del refrigerio de parte del Señor y que El envíe a Jesús, el Cristo, el cual ha sido predestinado para vosotros. A Este es necesario que lo reciba el cielo hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de las que Dios ha hablado desde antiguo por boca de sus santos profetas" (Hechos 3,19-21).

ver: Profecías cumplidas y esperanzas

* * *

Salmo 2,1

¿Por qué se han embravecido las naciones,
y los pueblos maquinan planes vanos?.
Presentáronse los reyes de la tierra,
y se aliaron los príncipes contra el Señor
y contra su Mesías (Sal 2,1).

Esta profecía, como se ha visto en los Hechos de los Apóstoles, se cumplió en el cuerpo físico de Jesucristo, pero se está cumpliendo en la Iglesia, su cuerpo místico.
 
Ver: La Historia de la Iglesia comparada con la Vida de Cristo

* * *

Isaías 19,23-25

"En aquel tiempo habrá una calzada de Egipto a Asiria, y asirios entrarán en Egipto, y egipcios en Asiria; y los egipcios servirán con los asirios a Jehová. En aquel tiempo Israel será tercero con Egipto y con Asiria para bendición en medio de la tierra; porque Jehová de los ejércitos los bendecirá diciendo: Bendito el pueblo mío Egipto, y el asirio obra de mis manos, e Israel mi heredad".

* * *

Sofonías 3,12

"Yo dejaré en medio de ti un pueblo humilde y pobre
y en el nombre de Yahvé se cobijará el resto de Israel"

La soberanía social de Jesucristo es la conversión a la aceptación social de las bienaventuranzas, la cumbre de la predicación del Reino de Dios. En el prólogo de su obra "Las Bienaventuranzas de María", Don Laureano Castán Lacoma, dice: "Según el Vaticano II, el norte que debe orientar la acción de los hombres es que toda la vida humana, "así la individual como la social, quede saturada con el espíritu de las bienaventuranzas" (GS 72). ¿Y no podrá ser un medio eficaz para ello el considerar las bienaventuranzas de María, que no son más que las del Evangelio, vividas por ella con la más elevada perfección?".

Invito a meditar la profecía de Sofonías en el contexto de nuestros tiempos, la segunda venida de Cristo, las tentaciones de milenarismos crasos y las tentaciones de evitar toda intrahistoricidad al poder de Cristo y su soberanía social.


Sofonías - Sofonías - Sofonías - Sofonías - Sofonías - Sofonías

Manuel Ma Domenech I.



"La Iglesia espera, junto con los Profetas y el Apóstol, aquel día sólo por Dios conocido, en el que todos los pueblos, con una sola voz, invocarán al Señor y le servirán como un solo hombre (Soph 3,9)"

Declaración "Nostra Aetate" del Vaticano II, n. 4

"La tercera razón por la que mantengo la Hora Santa es para crecer más y más a semejanza de Él. Como lo plantea san Pablo: «Nos transformamos en aquello en lo que fijamos nuestra mirada». Al contemplar el atardecer, la cara toma un resplandor dorado. Al contemplar al Señor Eucarístico una hora, transforma el corazón de un modo misterioso, así como el rostro de Moisés se transformó luego de Su compañía con Dios en la montaña. Nos pasa algo parecido a lo que les pasó a los discípulos de Emaus, el domingo de Pascua por la tarde, cuando el Señor los encontró. Él les preguntó por qué estaban tan tristes, y después de pasar algún tiempo en Su presencia, y oír nuevamente el secreto de la espiritualidad -El Hijo del Hombre debe sufrir para entrar en Su Gloria- el tiempo de estar con Él terminó, y sus corazones ardían"..
Cap. XII de la Autobiografía TREASURE IN CLAY del Arzobispo Fulton J. Sheen, apóstol de la Hora Santa ante el Santísimo Sacramento


Camino(s) ascendente(s):