Reino de Cristo

Reino de Cristo

Introducción

San Ignacio repite esta meditación 4 veces.
  Los ejercicios son
    1.- Para reformar lo deformado
    2.- Para conformarse con Cristo

1.- Quién es el Rey y cual su empresa

El Rey es Cristo crucificado
    tiene por trono la cruz
    por diadema las espinas
    por cetro la caña de la ignominia
    por manto real la sangre de sus heridas

La empresa es la redención. Sin sangre no hay redención.
    Hay que arrancar el pecado del corazón del hombre
    Hay que sembrar la gracia, vida, virtudes, caridad, humildad y pureza de Cristo
    Una vez redimido uno mismo hay que ayudarle a redimir el mundo.
    y esto requiere otra vez toda la Sangre de Cristo y toda la del misionero.
    Los otros cristos, los no crucificados, son falsos.
    San Pablo: "Juro que no quiero saber otra cosa que Cristo crucificado".

2.- El programa de nuestro Rey


    No es verboso, ampuloso y mentiroso como los políticos.
    "Si alguno quiere venir en pos de mí,
    si alguno quiere ser de los míos,
    tome su cruz cada día,
    renúnciese a sí mismo,
    y sígame".
    Los que tenemos a honor ser de Él, no podemos pasar deprisa por estas palabras.
    Adaptar el Evangelio al mundo es un sacrilegio.
    Lo que hay que adaptar son nuestros tiempos al Evangelio.

3.- Nuestra respuesta al Rey


    - los que dicen ¡Qué locura!
    - los que se ofrecen a seguir con fidelidad
    - los que más se querrán distinguir en el seguimiento

Camino(s) ascendente(s):