Los enemigos del alma

Los enemigos del alma

Mundo, demonio y carne

El de mayor malicia es el demonio, pero hace la guerra mediante el mundo y la carne.
No suele atacar directamente.
La excitación pasional también la hace el mundo.

"Padre, no ruego por el mundo...", "Los he sacado del mundo..." ¡Cual será su maldad!
El mundo es el pecado.

Qué es el mundo?
Todo lo que va contra el Evangelio.

Evangeliomundo
Bienaventurados los pobresdichosos los ricos
Bienaventurados los humildesdichosos los que triunfan
Bienaventurados los que llorandichosos los que se divierten
y así con todas las bienaventuranzas...

El mundo es el antievangelio y, por tanto, el anticristo.
En todos los tiempos mesiánicos militantes habrá anticristo.
Como se opone el anticristo a Cristo, así se opone el mundo a los cristianos.

Cinco estrategias principales como hoy nos ataca el mundo:

Son tan sabias y bien articuladas que son seguramente vencedoras, si no fuera por la gracia.
No podemos ser tan milagreros que lo dejemos todo a Nuestro Señor.
    "A Dios rogando, y con el mazo dando".

Tópicos pasionales:
Aguzar hasta el extremo la soberbia y las pasiones humanas (sobre todo con la publicidad)
Lo raro es encontrar uno que no se mundanize.
Esto es un milagro de la Gracia. (Pero los hay y se han de repetir).
Disparates repetidos:
Lenín: "repite doscientas veces una mentira y habrás creado una verdad.
Silencios impuestos:
Jacques Maritain en Le paysan de la Garone:
"Hoy todos los cristianos están de rodillas ante el mundo.
Hoy sólo los predicadores "tontos" hablan del cielo, la santidad y la cruz".
Ironías dosificadadas:
Poner en ridículo las cosas buenas.
Modelos falsificados
En vez de santos, héroes revolucionarios.

Camino(s) ascendente(s):