Soñ:emos con Don Bosco

Don Bosco

Estando en Turín para venerar la Sábana Santa, tuve la oportunidad de visitar la Basílica de María Auxiliadora y venerar allí los restos de San Juan Bosco. Era el día de María Reina y pude oír misa y comulgar, y ver la capillita donde se le apareció la Virgen.

Por mi vocación docente, siempre le he tenido mucha devoción, o sea, que considero una gracia muy especial el poder haber estado allí. Por eso me ha gustado mucho encontrármelo en su página, y cómo no la oración de S. Claudio.

Don Bosco era un hombre de grandes sueños que después el Señor se los concedía. ¡¡Soñemos!! y pidamos grandes cosas, ya que si es para mayor gloria de Dios, Él las concederá. Gracias por estos momentos ínter nautas que alegran el corazón

Cristina Villuendas


Camino(s) ascendente(s):