Contra Constantium Imperatorem

Contra Constantium Imperatorem

(Puesto a modo de advertencia contra las "constancionalidades" cuando y donde las hay)

"Ahora tenemos que luchar contra un perseguidor insidioso, contra un enemigo engañoso, contra el anticristo Constancio. Éste nos acaricia el vientre, pero nos apuñala por la espalda. No nos confisca los bienes para darnos la vida, sino que nos enriquece para darnos la muerte; no nos impulsa hacia la libertad encarcelándonos, sino hacia la esclavitud recibiéndonos en su palacio; no nos maltrata, sino que se apodera de nuestro corazón; no nos corta la cabeza con la espada, pero nos quiere degollar el alma con el oro; no nos amenaza oficialmente con quemarnos, pero secretamente enciende el fuego de la gehena; no lucha para que no le venzamos, pero nos adula para dominarnos; confiesa a Cristo para negarle; busca la unidad para impedir la comunión y oprime a los herejes para que no haya cristianos".
(Palabras de San Hilario de Poitiers, Contra Constantium Imperatorem, 4-5 - PG 10, 580-581)


Camino(s) ascendente(s):