EL CONFESOR: Deberes del Ministro de la Penitencia

EL CONFESOR: Deberes del Ministro de la Penitencia

Desde el Jubileo del año 2000, el Papa Juan Pablo II, consiguió revitalizar el Sacramento de la Penitencia. Los fieles, movidos por el nuevo impulso sacerdotal de sus pastores, se acercaron a pedir a Dios perdón por sus pecados, recibieron la gracia sacramental y el gozo de la misericordia divina.

Este libro, quiere ser un manual de ayuda para los seminaristas y sacerdotes, que recopila lo fundamental de la práctica del Sacramento, tanto a nivel pastoral como, sobre todo, jurídico. Su lectura puede ayudarnos también a comprender la grandeza, seriedad y necesidad de la práctica de la misión Sacramental de Cristo al decir a sus discípulos: a quienes les perdonéis los pecados les quedan perdonados.

Se trata de la tesina de Antonio María Domenech Guillén para la obtención del Grado a Licencia en Derecho Canónico, cuyo director fue D. Ignacio Pérez de Heredia y Valle en el año 2008

Pedidos al móvil (+34)687 286 061
 

 

 

El Confesor   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

P. Antonio María
Domenech Guillén

Misionero de Cristo Rey

Contenido

INTRODUCCIÓN

1. El ministro: sólo el sacerdote (c. 965)
2. No basta ser sacerdote; se requiere la facultad de la Iglesia (c. 966 õ1)
3. Obligación de la autoridad competente de comprobar la aptitud de los sacerdotes para concederles la facultad (c. 970)

Cap. I. OBLIGACIONES DEL CONFESOR EN EL ACTO DE OIR LA CONFESIÓN

I. PARA CONSIGO MISMO

1) Hacer las veces de juez y de médico (can. 978 õ1)
2) El confesor como padre y pastor
3) Seguir el magisterio (can. 978 õ2)

II. EN RELACIÓN CON EL PENITENTE

1) No hacer preguntas indiscretas ni indagar el nombre del cómplice (can. 979)
2) No negar la absolución al que está bien dispuesto (can. 980)
3) Imponer la penitencia (can. 981)

Cap. II OBLIGACIONES DEL CONFESOR DERIVADAS DE LA CONFESIÓN

1) Obligación del sigilo (can. 983)
2) No hacer uso de los conocimientos adquiridos en la confesión (can.984 õ1)
3) Prohibición de usar, para el gobierno exterior, lo oído en confesión de sus súbditos (can. 984 õ2)

Cap. III PENAS LATAE SENTENTIAE CON RESPECTO AL MINISTRO DEL SACRAMENTO DE LA PENITENCIA

1) Penas debidas a la absolución del cómplice (can. 1378)
2) Protección ante la falsa denuncia (can. 1390)
3) Violación del Sigilo Sacramental (can. 1388)

CONCLUSIÓN